Grupos de derechos demandan por la decisión de los EE.UU. de mantener a solicitantes de asilo sin fianza.

Grupos de derechos de los inmigrantes solicitaron a la corte de los Estados Unidos el jueves que reviertan la decisión de la administración Trump que permite que los solicitantes de asilo que cruzan la frontera ilegalmente sean retenidos sin fianza. Estos grupos incluyen a la American Civil Liberties Union, dicen que la decisión que tomó el Fiscal General de los Estados Unidos William Barr16 de abril, viola los derechos de los solicitantes de asilo según la ley estadounidense y pone a miles de personas en riesgo de ser detenidas durante meses o años mientras esperan su detención. Casos para abrirse camino a través de un sistema judicial de inmigración atrasado.

Esto es parte de la agenda de la administración de Trump, de encerrar a cualquier solicitante de asilo para persuadir a las personas de buscar protección bajo nuestras leyes, “La administración no puede burlar la Constitución al bloquear arbitrariamente a las personas”. dijo Michael Tan, un abogado principal de la Unión Americana de Libertades Civiles. La ACLU presentó el desafío ante el Consejo de Inmigración Estadounidense y el Proyecto de Derechos de los Inmigrantes del Noroeste.

La demanda judicial llegó en forma de una queja enmendada a una demanda existente. A principios de abril, la juez federal estadounidense Marsha Pechman había ordenado al gobierno de los Estados Unidos que ofreciera audiencias de bonos más rápidas a los solicitantes de asilo que pasan sus exámenes iniciales. Antes de que la decisión pudiera entrar en vigor, el Fiscal General revirtió un precedente de la corte de inmigración que había permitido que los solicitantes de asilo que ingresaron ilegalmente al país le pidieran a un juez de inmigración que los liberara bajo fianza. William Barr demoró la implementación de su decisión por 90 días, y los grupos de derechos están demandando para impedir que entre en vigor.