Un estudio halla que el 95% de los alimentos para bebés contienen metales tóxicos

Un nuevo estudio publicado por la organización sin fines de lucro Healthy Babies Bright Future (HBBF) está generando alarmas sobre muchos alimentos para bebés. El estudio encontró que el 95% de los alimentos para bebés analizados contenían rastros de productos químicos tóxicos, incluidos el plomo y el arsénico.

El problema tiene décadas de antigüedad, informa HBBF, pero nuevas pruebas de productos conocidos muestran que existe una exposición generalizada a metales pesados. El estudio buscó arsénico, plomo, cadmio y mercurio en docenas de marcas, y encontró que uno de cada cuatro alimentos para bebés contenía los cuatro metales, mientras que el 40% contenía tres de las toxinas.

“Incluso en las pequeñas cantidades que se encuentran en los alimentos, estos contaminantes pueden alterar el desarrollo del cerebro y erosionar el coeficiente intelectual de un niño. Los impactos se suman con cada comida o merienda que come un bebé”, advirtieron los investigadores.

HBBF probó 13 tipos diferentes de alimentos en 168 envases de alimentos para bebés de 61 marcas, incluidos nombres populares como Gerber, Beech-Nut, Earth’s Best, Parents Choice y Enfamil. De todos los artículos probados, solo se encontró que 9 no tenían metales tóxicos.