¿Cómo desinfectar los autos sin dañarlos?

    Por: Roger Rivero

    La mayoría de nuestras conversaciones estos días rondan alrededor del Corona virus. Una realidad poco agradable, pero inevitable a la vez. Hemos limpiado con mayor afán nuestras casas y lugares de trabajo, y observado con distintos grados de disciplina el distanciamiento social, pero … ¿qué hacer con nuestros autos?

    Si has visitado uno de los lugares donde hacen pruebas para el virus, un hospital o has tenido que transportar a algún familiar, vecino o amigo que tenga síntomas, lavarse las manos o usar un limpiador liquido de manos no será suficiente. Desinfectar el auto es una excelente idea, pero el riesgo de usar algunos tipos de químicos podría dañar irreparablemente algunas de sus partes.

    Si usted u otra persona que ha estado en su automóvil muestra síntomas de la enfermedad, debe limpiar las superficies que se tocan con frecuencia, pero incluso, como precaución, siempre que regrese de lugares públicos debe poner atención especial al volante, las manijas de las puertas, los asientos del conductor y pasajero, reposa brazos de las puertas, agarraderas y, en fin, cualquier superficie del automóvil con las que regularmente entramos en contacto, sin olvidar las pantallas táctiles.

    Si usted es un chófer de taxi o trabaja en alguno de los servicios de transporte compartido como Uber o Lyft, debe redoblar estas precauciones. Pero ¿Como desinfectar el interior de su auto sin dañarlo?

    Hay precauciones básicas que debemos seguir. No use bajo ningún concepto cloro o químicos basados en peróxido de hidrógeno o “peroxide” como se le conoce en inglés. Este tipo de químico con seguridad dañará la tapicería de su auto, e incluso podría dañar algunos plásticos. No use limpiadores basados en amoniaco, (ammonia en inglés) en las pantallas táctiles, pues podría provocar daños irreparables en el revestimiento de estas.

    La mayoría de las pieles de los automóviles y las imitaciones de piel, tienen revestimientos de uretano para protegerlas, por lo que es seguro limpiarlas con alcohol. Pero la limpieza con alcohol por tiempo prologado puede provocar decoloración o daños. Una solución sería utilizar agua y jabón para los interiores tapizados en cuero y otras superficies. Según el Centro para el control de enfermedades de Estados Unidos, el uso de agua y jabón es recomendado para limpiar superficies duras. En el caso de los autos debe hacerse con cuidado, evitando los excesos y repitiendo la tarea con frecuencia.

    En esta página web pueden encontrar excelente información sobre como limpiar el cuero de sus asientos: www.nanocareproducts.com/cleaning-leather-car-seats-soap-water

    Una toalla de microfibra sería ideal para estas labores. En superficies duras, estas toallas no arrastrarán la suciedad u otras partículas que causen rasguños, y en superficies blandas, no se desgarrarán ni se romperán en la superficie como lo harán los productos de papel.

    Las toallitas desinfectantes pre-empaquetadas son también muy eficientes, aunque en la actualidad puede que sea difícil encontrarlas. Simplemente revise la etiqueta para asegurarse de que todo lo que use sea seguro para el automóvil, y si nunca ha empleado un tipo de químico, úselo primero en una superficie que sea menos visible para evitar sorpresas. En caso de que haya un problema, es mejor que esté debajo del tablero o del tapete de las alfombras que a la vista de todos.

    Al realizar las labores de limpieza dentro de su auto o en cualquier parte, ahora más que nunca es recomendable usar guantes. Esta es la primera barrera de protección entre la piel de nuestras manos y posibles virus, pero, aunque los use, recuerde que lavarse las manos con suficiente agua y jabón por un periodo prologado de tiempo, es la mejor arma para combatir infecciones.

    Mantener buenas reglas de higiene en nuestras casas y autos, sobre todo para aquellos que por necesidad tengan que usarlos y más en el servicio público como chóferes de taxis, Uber y Lyft, es ahora más que nunca una prioridad. Esperemos que en unas semanas o meses todo esto no sea más que un mal recuerdo, pero en el camino, mucho vamos a aprender.

    Relacionado