El barrido de calles de otoño comienza el 20 de octubre

    Las cuadrillas barrerán las calles de Minneapolis el próximo mes para limpiarlas antes del invierno y así mantener las hojas y los escombros fuera de los desagües pluviales.

    Minneapolis Public Works comenzará la gran tarea de barrido de acera a acera y recolección de hojas en las calles de la ciudad el martes 20 de octubre. Durante las cuatro semanas de la limpieza integral de calles de otoño, los equipos limpiarán alrededor de 1,000 millas de calles de la ciudad.

    Para asegurarse de que las cuadrillas puedan hacer el mejor trabajo posible, se colocarán letreros temporales de “No estacionar” con al menos 24 horas de anticipación para que las calles estén libres de autos cuando sean barridas.

    Los primeros carteles se colocarán el lunes 19 de octubre y el barrido comenzará al día siguiente. Cualquiera que se estacione en la calle deberá seguir las reglas de estacionamiento publicadas o sus automóviles pueden recibir una multa y ser remolcados.

    Calles limpias significan un medio ambiente más saludable

    Minneapolis es conocida por sus brillantes lagos y vías fluviales, y queremos que siga siendo así. Es por eso que proteger y mejorar nuestro medio ambiente es una de las principales prioridades de la Ciudad. El barrido de calles es una forma en que trabajamos para proteger nuestro medio ambiente porque evita que las hojas y los escombros obstruyan nuestros desagües pluviales y contaminen nuestros lagos y ríos. También ayuda a mantener nuestros vecindarios limpios y habitables.

    Las calles de Minneapolis se barren completamente de acera a acera con la aplicación de las reglas de estacionamiento una vez en la primavera y nuevamente en el otoño. Los residentes no deben empujar hojas, recortes de césped u otros escombros en las calles de la ciudad; es malo para nuestros lagos y vías fluviales, puede causar peligros para la seguridad y está en contra de la ley.

    Todo lo que cae por un desagüe pluvial fluye directamente a nuestros lagos y ríos, y la descomposición del material vegetal en el agua fomenta el crecimiento de algas y plantas acuáticas dañinas.

    Relacionado