64.9 F
Minneapolis
miércoles 27 mayo, 2020

    Participe en el Censo, ¡nuestra comunidad latina cuenta!

    Patrocinado por City of Minneapolis

    Cada diez años, la Constitución de los Estados Unidos requiere un recuento exacto de la población de la nación, que abarca todos los hogares de Estados Unidos. Los datos recopilados ayudan a informar la representación política de nuestras comunidades, los distritos legislativos y el acceso a recursos que incluyen atención médica, nutrición y educación. Desafortunadamente, la comunidad latina a menudo no se cuenta en el censo por una variedad de razones.

    Muchos miembros de la comunidad temen tener que divulgar información sobre su estado de ciudadanía o el de los miembros de una familia. También existe la preocupación de que la información que proporcionan sobre los detalles de su hogar puede y será compartida. Y si bien estas son preocupaciones válidas, la verdad es que existen leyes vigentes para proteger la privacidad y la seguridad de su información. El formulario del censo de Estados Unidos y los trabajadores del censo solo pueden hacer preguntas oficiales del censo y no hay preguntas de ciudadanía en el formulario del censo. Ser ciudadano estadounidense no es un requisito para completar el censo.

    Si vive aquí, ¡Usted cuenta! Además, es ilegal que cualquier información que comparta con la Oficina del Censo de los Estados Unidos se comparta con cualquier agencia gubernamental (incluido el FBI, ICE o el IRS) o cualquier organización externa (como un propietario o la policía local) y nunca puede ser castigado de ninguna manera por cualquier información que proporcione a la Oficina del Censo.

    Los datos que se recopilan solo se utilizan para decidir cómo asignar recursos federales a los estados y las comunidades y nunca para identificar a un individuo. Todos los empleados de la Oficina del Censo de los Estados Unidos han hecho un juramento de por vida para mantener toda la información privada, y una violación de este juramento se castiga con una multa de $ 10,000.00 o 5 años de prisión.

    Ser contado en el censo permite que se proporcionen 800 mil millones de dólares en fondos federales donde se necesita, esencialmente donde se encuentra la gente. Pero si no se cuentan las comunidades, entonces no se las reconoce y, por lo tanto, no recibirán acceso a oportunidades, programas y recursos para satisfacer sus necesidades. Ser contado es importante, es poderoso y permite que nuestras comunidades sean reconocidas y apoyadas.

    Un niño que no se cuenta en su casa significa $2,800 por año o $28,000 durante 10 años. Imagínese si su hijo(s) es uno hoy, cuando tengan 10 años, a la escuela a la que acuda le faltarán fondos que se suponía que se dedicarían a él o ellos solo porque no se contaron en el Censo. No se preocupe si tiró o extravió el correo del censo, ¡no es demasiado tarde! Recibirá otro recordatorio por correo pronto.

    Cuando reciba el formulario, puede completarlo por correo, teléfono o en línea. También puede ir a my2020census.gov e ingresar su dirección y completar todo el formulario en línea. Completar el censo asegurará que los recursos que nuestra comunidad merece estén allí en el futuro. ¡Asegurémonos de contar nuestras comunidades!

    Manténgase informado

    Reciba por correo las noticias más relevantes de la comunidad latina en Minnesota.

    Relacionado