Regreso a la escuela: cómo frenar la propagación del virus y cuándo no debe ir a clases

    Es de vital importancia que los padres y las familias hagan su parte para frenar la propagación del COVID-19.

    Este papel para los padres y las familias incluye:

    • Limitar la exposición potencial al COVID-19 mediante el distanciamiento social, el uso de máscaras y evitar grandes multitudes.
    • Estar atento a los posibles síntomas y quedarse en casa cuando está enfermo.
    • Hacerse la prueba cuando sea apropiado y quedarse en casa mientras espera los resultados de la prueba.

    Si bien todos están ansiosos por regresar a la escuela y conectarse con otros en nuestra comunidad escolar, el personal, los estudiantes y las familias deben seguir la guía sobre cuándo NO deberían estar en la escuela.

    Si está enfermo, quédese en casa y considere la posibilidad de hacerse la prueba COVID-19.

    Si ha tenido contacto cercano con un caso confirmado de COVID-19 en su hogar o en otras actividades, permanezca fuera de la escuela durante los 14 días completos de cuarentena.

    Al quedarse en casa cuando está enfermo o ha estado expuesto a un caso positivo, está ayudando a su comunidad a permanecer unida en la escuela.

    Relacionado