Votar por correo es más fácil y seguro de lo que piensa

    Por ACLU.org

    Millones de personas planean votar por correo en esta elección y, para la mayoría, será la primera vez. COVID-19 ha hecho que la votación por correo sea más popular que nunca porque es la forma más segura para que muchos emitan su voto. Pero algunos votantes todavía tienen preguntas sobre la seguridad de este método y si se contará su boleta por correo.

    Los mensajes contradictorios del presidente Trump aumentan la confusión, a pesar de que el presidente y muchos de los miembros de su gabinete votan por correo ellos mismos.

    Todos los votantes pueden tomar una decisión informada sobre cómo emitir su voto, y eso significa eliminar la confusión para desacreditar las percepciones erróneas comunes sobre el voto por correo.

    HECHO: Las boletas electorales por correo son seguras
    MITO: Es más probable que las boletas por correo se pierdan o no se cuenten

    Los temores de votos perdidos o no contados no son infundados. En las comunidades de color, este escepticismo tiene sus raíces en la larga historia de supresión de votantes dirigida a personas de color. En el sur, por ejemplo, varias restricciones de votantes de Jim Crow bloquearon el voto negro durante décadas. Otras comunidades de color, como los pueblos indígenas, también han experimentado una privación sistémica del derecho al voto incluso después de obtener nominalmente el derecho al voto.

    Otros temores pueden tener sus raíces en los recuerdos de las desordenadas y disputadas elecciones presidenciales de 2000, que dieron lugar a varios recuentos que a menudo se centraron en la cuestión de qué papeletas contaban y cuáles no. Pero la gran mayoría de los votos que se descartaron se emitieron en persona.

    La verdad es que emitir un voto por correo es una forma segura de votar. El USPS entrega cada boleta al votante de forma segura, y todos los estados tienen un método para rastrear quién recibe una boleta por correo. En muchos estados, el sobre de la boleta electoral por correo está sellado con un código de barras para que coincida con cada votante individual. Las boletas por correo dejan un rastro en papel y el proceso de recuento puede ser auditado para garantizar controles y equilibrios.

    El voto por correo también ayuda a promover el acceso equitativo a la boleta entre las comunidades de color, y cuanta más gente vote por correo, más eficiencia veremos en las urnas para aquellos que elijan votar en persona.

    HECHO: Votar por correo permite una mayor flexibilidad en el momento para los votantes con horarios limitados
    MITO: Votar por correo lleva más tiempo que votar en persona

    Es posible que algunos votantes no puedan tomarse el tiempo suficiente del trabajo para ir a las urnas el día de las elecciones. Otros pueden tener hijos u otras obligaciones que dificultan el tiempo para votar. Votar en persona puede traer retrasos adicionales si hay largas filas, máquinas rotas o cambios en el protocolo debido a COVID-19.

    Sin embargo, emitir una boleta por correo requiere tanto tiempo como enviar un sobre por correo. Permite a las personas votar en su propio tiempo, de modo que nadie tenga que sacrificar un cheque de pago u otras obligaciones para votar el día de las elecciones.

    Las iniciativas de educación al votante en todo el país están enseñando a los votantes lo fácil y eficiente que puede ser votar por correo. Visite la herramienta Let People Vote de la ACLU u otras plataformas educativas para averiguar qué requiere su estado y aprender cómo solicitar una boleta, realizar un seguimiento de su boleta y enviarla por correo anticipado para cumplir con los plazos.

    HECHO: El voto por correo facilita la emisión de un voto informado
    MITO: Votar por correo confunde a los votantes

    Las boletas pueden incluir nuevos candidatos y políticas, y no todos los votantes los conocen de antemano. Las personas que votan por correo tienen una ventaja cuando se trata de emitir un voto informado, porque pueden investigar qué hay en su boleta después de recibirla. Los votantes pueden buscar nombres y políticas desconocidos, investigar los registros de los candidatos y recopilar cualquier otra información que necesiten para asegurarse de estar completamente informados antes de marcar su boleta. Por otro lado, las personas que votan en persona deben hacer toda su investigación antes de llegar a las urnas, porque no tendrán la oportunidad una vez que sea su turno en la cabina de votación.

    HECHO: Los casos de fraude electoral son aún más raros en las papeletas de voto ausente
    MITO: El voto por correo aumentará el riesgo de fraude electoral

    El presidente Trump y otros políticos han intentado vincular el voto por correo con afirmaciones infundadas de fraude electoral en un esfuerzo por desanimar o incluso prohibir que las personas voten por correo. En realidad, el fraude electoral es casi inexistente y es aún menos probable que ocurra mediante la votación por correo. De más de 3,1 millones de votos emitidos en 2018, solo el 0,004 por ciento se registraron como casos sospechosos de fraude electoral. Recordatorio: no puedes piratear papel.

    Ya sea que decida votar de manera diferente este año o de la misma manera que vota siempre, este Día de Elecciones seguramente será diferente a cualquier otro. Ya está haciendo historia ya que COVID-19 ha impulsado a los estados de todo el país a expandir el acceso a la boleta para permitir que millones de personas voten por correo por la votación.

    Relacionado